El discurso de la reina

“Vamos a contar una historia”, dijo la abuela en plena comida familiar.

Los comensales apartaron gradualmente la vista del plato y con gesto expectante o sonriente atendieron a la mujer.

La anciana hizo el ademán de comenzar su discurso pero en dos segundos cerró la boca, los ojos brillantes, la frente arrugada.

La familia retornó a sus conversaciones y a los cubiertos, tan sólo las dos nietas, desoladas, contemplaron un rato más a la mujer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s