LA MATANZA

El día amaneció oscuro. Una luz rara bañaba la cocina. Desayunó ensimismado. No encendió la tele ni la radio. Se vistió con la mirada perdida en los extraños haces que rebotaban en las paredes. Escondió el rifle semiautomático AR-15 en una bolsa de plástico.

8:33. A las 8:14 debería de haber amanecido.

El tiroteo comenzó a las 9:17. Todos miraban al cielo a esa hora.

A la mañana siguiente la noticia del eclipse quedó eclipsada por la matanza.
.
.
© Mariano J. Sánchez

[80 palabras]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s