ENCUENTROS CASUALES DE MENTES AUDACES

Cinco horas iba a estar bloqueado el ascensor; la hermosa veinteañera con la que compartía celda ascensor, le miraba muy curiosa pues él tenía un rictus de extrema ansiedad y angustia. Pensaba muy acelerado que no podría aguantar más de diez minutos sin soltar los dos litros de cerveza que se había bebido una hora antes.

Se dijo, cortocircuito e incendio en los cables del ascensor. Ella preocupada le preguntó :-qué le pasa señor ?- , y el meditó en corto circuitos cerebrales de los dos , si le contestaba la verdad. Hubo un larguísimo y misterioso  minuto de silencio, mirándose a los ojos, y al final él le respondió.

Ella  sacó las cosas del bolso y le dijo – mee usted aquí – a la vez que soltaba una alegre  carcajada.Las cinco horas siguientes las pasaron contando chistes y riendo sin parar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s