Inusitado Cumple.

Cerró los ojos y sopló las velas, así cerrados, visualizó a los compañeros de la librería que le rodeaban cantarinamente ; de un parecido todos casi clonal.
Al abrirlos, Andy Warhol estaba frente a él, en una mano portaba un Cometa gaseoso, en la otra, una lata de brillantes deseos.
Las imágenes casi fotográficas, se trasladaban en paralelismos, y él estaba ya muy borracho.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s