La reencarnación

Se alquila paraíso en ruinas, rezaba el cartel también en ruinas a la entrada de la comuna.    Un hombre arrastrando los pies, buscaba no se sabe qué, entre un sinfín de trastos vintage. Ni nos miró.

Las pequeñas casas blancas eran un auténtico desastre, todo estaba roto, sucio, pero tenía su encanto.

Después de un largo rato nos dirigimos al supuesto arrendador y le preguntamos por qué lo alquilaba si era un paraíso,por qué no lo vendía y se iba a vivir mejor.

Todos han ido muriendo, ya sabe ….,  y a mi me queda poco, entonces mejor venderlo insistimos, no puedo contestó, volverán. Se dió la vuelta y siguió con sus cosas. Al despedirnos sonrió enseñando su boca desdentada y nos dijo: Paz y amor

 

Ana Menéndez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s