Libertad

Cuando una hormiga preguntó por qué vivían en una urna de cerámica, una alianza de otras tres y sus treinta asesores respondió que afuera hacía frío.  La hormiga formuló su pregunta de nuevo, ¿y no sería mejor de cristal? El Sol nos derretiría, además la visión es horrorosa, fue la respuesta. La hormiga solitaria trepó hasta el vértice del barro y se asomó a un agujero diminuto. El Sol no le abrasó y tampoco le disgustó el paisaje. Salió y se ocultó en un valle de otoño donde la triple alianza la busca desde entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s