Final necesario para T.V

Todos golpeaban la puerta para saciarse con cotilleos de última hora. Un hombre sensato se preguntaba ” ¿en qué momento me rodeé de lunáticos vecino?”

La cafetera, en el gas, inundaba el apartamento de aroma café, sus incosecuentes vecinos golpeaban la puerta buscando su lógica habitual.

¡No abriría a esos irresponsables que venían a perturbarlo!

Encendió un cigarro, cuando el humo estaba mezclado con el gas, encendió una cerilla.

Así fué como un hombre cuerdo, acabó con sus perturbados vecinos.

Vanessa Argüelles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s