Las mejores rosquillas del mundo

Todos golpeaban la puerta pero el Comisionado era sordo. La bomba  que le había reventado los tímpanos dos años antes fue fabricada en La Tierra de los Conejos  por lo que propusieron su candidatura y la Isla que arrojó el obús disfrazado de nube blanca votó favorablemente mientras los señores  Chauvin  cantaban su himno desde la cubierta del Charles de Gaulle. Los niños sirios, que lo conocían cuando  era un voluntario pastelero que elaboraba rosquillas a cambio de sonrisas, se arremolinaban esperando su turno tras las alambradas mientras un aroma dulce se colaba bajo la puerta de la tahona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s