Abecedario Salvador

 

Alegría dio con la palabra mágica que la catapultó al interior del diccionario en donde se agarró a las letras para no hundirse. Si conseguía llegar al final se salvaría de irse al fondo de ese extenso mar de letras.

A Alegría, Basándose en el Cuerpo Chamuscado del Delito, Energía no le Faltó para Guarecerse. Hubo de Ir Jovial unos Kilómetros,  por la Larga Lluvia, Más de los Necesarios sintiéndose Ñoña. Obvio que, Para Quedarse Realmente Situada, Trató de Ubicarse en Vano en el Wolframio Xenófobo, Yendo directa a Zozobrar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s