Ritual

¡ Tienes que ir !

Pero, ¡ está anocheciendo !

Cuando ella viene, no hay espera.

Llegó, agarró la verja, miró el jardín de naturalezas muertas tras los muros. Olor floral.

No los oye, no los ve, esperan.

Entró, cruzó la nave de mártires miradas. Subió la escalera, crujientes lamentos en penumbra.

Arriba, las agujas de una gélida brisa le traspasan.

Allí están, sus metálicas figuras, los brazos colgando.

Los agarró, fríos, pesados, con todas sus fuerzas los golpeó.

Tan…, tan…, tan….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s